lunes, 13 de octubre de 2014

Nuestro


Nuestro


Él es una sonrisa, fugaz pero decisiva. ¿Un suspiro? Quizá. Una carcajada al aire y un ataque de cosquillas.
Es grande pero pequeño al mismo tiempo. Íntimo, tuyo y mío. ¿Nuestro? Sí, nuestro.
No es contable, pero tampoco llega a ser incontable. Intermedio, surrealista, imaginario.
Es una ciencia exacta y un arte, salvaje y formal. A veces incluso parece aire.
Corto y largo, cambiante. De una forma u otra dependiendo de la persona, intenso o sutil pero siempre inolvidable.
¿Perfecto? Puede que lo sea, pero sin serlo. Perfecto e imperfecto al mismo tiempo. Malo y bueno, dulce y salado... ¿Amargo? Ácido.
Salvaje, indomable, como si del mar de tratara. Doloroso como una puñalada pero gratificante.
Infantil y maduro, equilibrado. ¿Alguien habló de un rayo? Eso es, parecía un rayo. Brillante y rápido.
Calmado. Paso a paso, avanzando, poco a poco, sin prisa pero a veces, con demasiada. Saboreándolo y también malgastándolo.
Buscado por todos, hallado por pocos. ¿Amor? Sol en invierno y brisa fresca en verano.
Es difícil olvidarlo.
Me gusta su sabor porque es distinto y su olor, a limones frescos y a rocío me recuerda al campo.
¿Amor? Pequeño, encerrado y libre. Con cadenas y sin ellas. Como un beso, tuyo y mío. ¿Nuestro?
Sí, nuestro.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...