jueves, 13 de marzo de 2014

Un Puente Hacia Terabithia [Reseña-Crítica Cinematográfica]





Un Puente Hacia Terabithia

*Libro* 





Título: Un Puente Hacia Terabithia
Autor: Katherine Paterson.
Género: Fantasía, amistad, aventuras...
Sinopsis: <<Leslie puso el nombre de Terabithia a la tierra secreta y prestó a Jess todos sus libros sobre Narnia, para que aprendiera cómo se vivía en los reinos mágicos...>> Esta es la historia de una amistad que cambia las vidas de Leslie y Jess, dos estudiantes de quinto de primaria que crean un munto de aventuras, llamado Terabithia, en el corazón del bosque.
Una novela de aventura, valor, amistad, que se ha convertido en un clásico de la literatura americana.
Opinión Personal: Me encantó. Desde los personajes, hasta la trama. La narración de la autora es muy buena, hace que quieras leer más sin que llegue a resultar pesado. Me gustaría destacar que la autora busca el contraste entre dos mundos muy diferentes, el de Jess, un niño como otro cualquiera en el pueblo, cuya máxima aspiración es convertirse en el corredor más rápido de quinto y sexto, que dibuja a escondidas y cuya familia, muy tradicional y pobre, vive en una continua discordia (ya sea por temas económicos o no dar mala impresión a los demás etc). Con el de Leslie, una niña de ciudad, con la cabeza llena de aventuras, capaz de imaginar mil y un mundos, que escribe y lee, y tiene millones de sueños y expectativas para el futuro, hija de padres escritores y que, recien llegada al pueblo, no consigue encajar en el colegio. Al conocerse, aunque no empezaron con el pie derecho, surge entre ellos una fuerte amistad. Leslie anima a Jess a cruzar a Terabithia, un mundo imaginado por ambos, en el que ambos reinan y donde nadie puede juzgarles. Poco a poco, Jess comienza a abrir su mente ante el mundo que Leslie a creado para ellos, ya no le importan los demás niños de la escuela, realmente se siente feliz. Es una historia preciosa, la verdad, y merece la pena leerlo, ya sea por el mensaje, por el buen rato que pasas leyendo o porque, al menos a mí, se te queda grabado. Además, da un mensaje precioso sobre la amistad.
Es uno de mis libros favoritos y lo recomiendo plenamente.

Mi puntuación:
3'5/5
Muy recomendable

Un Puente Hacia Terabithia

*Película*





Título: Un Puente Hacia Terabithia
Director: Gábor Csupó
Argumento: Jess Aarons (Josh Hutcherson), un chico que se siente extraño tanto en el colegio como en su propia casa, se ha entrenado durante todo el verano para correr una carrera; pero llega al colegio Leslie Burke (Robb) y le gana. A pesar de ello, pronto se hacen amigos. Leslie, aficionado a contar fantásticas y mágicas historias, le abre a Jess las puertas de un mundo dominado por la imaginación. A Jess le gusta dibujar, pero nunca había compartido esa afición con nadie. Los dos crean el reino secreto de Terabithia, un lugar mágico cuya entrada sólo ellos conocen. Allí reinan, luchan contra el Maestro Oscuro y sus criaturas y trazan planes para vengarse de los compañeros prepotentes del colegio.
Reparto: Josh HutchersonAnnaSophia RobbZooey DeschanelRobert PatrickBailee MadisonKatrina CerioDevon WoodEmma FentonGrace BranniganLatham GainesJudy McIntoshPatricia AldersleyLauren ClintonIsabelle Rose Kircher,Cameron WakefieldElliot Lawless
Año de estreno: 2007
Opinión Personal: ¡Excelente! Una de las pocas adaptaciones que han conseguido dejarme contenta. Es bastante fiel al libro, algunas escenas (como pasa en todas las adaptaciones) no salen pero es muy fiel al libro. No hay escenas inventadas, todas están sacadas del libro, el reparto es muy bueno y muy bien elegido. El guión es excelente y eso que la autora no participó en él.
Quiero resaltar la actuación de Robb, que apesar de ser muy joven cuando se rodó la película, hizo una actuación excelente.  Captó toda la esencia de Leslie y le hizo justicia, aunque el hecho de haber leído el libro antes supongo que le ayudó bastante xD. 
También quiero resaltar los efectos especiales a la hora de crear Terabithia, el resultado fue precioso y estaba muy trabajado. 
En definitiva, tanto como adaptación como película... El resultado final es excelente y la recomiendo plenamente.

Mi puntuación:





3/5
¡Excelente!

miércoles, 12 de marzo de 2014

Cenizas, sangre y huesos.

Es importante leer este relato con esta música de fondo http://youtu.be/TCgXw9kXXD0

Cenizas, sangre y huesos.    



Cenizas, sangre y huesos.
¿Qué encontrarán debajo de tu piel? ¿Una manada de mariposas? ¿Notas musicales? ¿Letras? ¿Lágrimas acumuladas? ¿Sonrisas que no florecieron?
¿Qué encontrarán?

¿Encontrarán tu fuerza, tu esperanza? ¿Encontrarán tu tristeza, tu depresión? ¿Encontrarán tu miedo, tu verdad? ¿Encontrarán tu nada?
Dime, ¿Qué encontrarán?

Cenizas, sangre y huesos.
Llévame al inicio de la vida, al final de la muerte. Llévame al desenlace y déjame. Déjame volver a renacer, como lo haría un Fénix. Deja que mi cuerpo pase a ser tierra, polvo.  Déjame fusionarme con el mundo por última vez.

Déjame vivir y morir en paz. Déjame.

¿Crecerán mis alas algún día? ¿Podré volar en vez de arrastrarme? ¿Podré algún día?
Sentir romper el aire, unir la tierra, caminar sobre el mar y bucear en la roca. Sentir mis cabellos caer, mi cuerpo crecer, las arrugas aflorar y mi mente evolucionar. ¿Me dejarás?

Cenizas, sangre y huesos.
Quema mi cuerpo cuando muera, y si no lo hago déjame ser pájaro para perderme en la inmensidad del aire.

Nuestras almas no volverán. Déjalas marchar o enciérralas. Las llamas nos devorarán mientras nos unimos a la vida. Un rito de iniciación, para avisarnos. ¿De qué? Preguntarás. Para avisarnos de que solo venimos a morir y lo que ocurra mientras llegamos a nuestro destino solo son daños colaterales.

Vuelve a los inicios, siente como se rompen tus huesos, crack, crack… Siente como fluye la sangre y como todo está cubierto de cenizas. Volvamos a morir para seguir viviendo. Arrástrame contigo o déjame.

Cenizas, sangre y huesos.
Las lágrimas no existen. Deja de llorar por lo que ocurrió, eres aire. Todos somos aire.

Cenizas, sangre y huesos.
Estamos predestinados a perder, a equivocarnos, a rompernos. Somos defectos de fábrica, canciones inacabadas, recuerdos olvidados en un cajón.
Y por ello, los únicos que pueden ganar.

martes, 11 de marzo de 2014

Carta a mi futuro asesino

{CARTA A MI FUTURO ASESINO}




12 de Abril de 1949

Querido K,

Hace tanto, tanto tiempo, desde la última vez que nos vimos. La última vez que oí tu voz, entonando aquel triste lamento. La última vez que tome tus manos entre las mías, que entrelazamos nuestros dedos, la última vez que pude aspirar tu olor. Sí, ese olor a laurel y a limpio que siempre traías contigo. Fue la última vez que pude ver tus ojos oscuros. La última vez que pude reírme de tu torpeza. 
Te echo de menos, K, y ahora más que nunca. Hay cosas que desconoces de mi, que por desgracia sé que averiguarás en un futuro no muy lejano, pero también hay tantas cosas que no conoces de ti, K. Me duele decir que demasiadas. Cuando te llegue esta carta lo más seguro es que no entiendas a que viene esto, igual pensarás que estoy loca, que he perdido el juicio. Siento decirte que nunca estuve cuerda y que nunca tuve ningún tipo de juicio… Pero ¡Ah! ¿Qué más dará? Vida solo hay una y la mía, como todas, algún día llegará a su fin. Nunca he temido a la muerte, no lo hago y no lo haré. Va en contra de mis principios, de mis pensamientos, de mi filosofía de vida. Porque… Dime tú, querido K… ¿Qué sentido tiene temer a la muerte, si es ella y no otra, la que nos permite descansar, cerrar los ojos en un sueño eterno después de una larga lucha? ¡Sí, la lucha, la Vida! La vida es la guerra, la vida es la tormenta, la que nos persigue, nos acusa, nos arrincona y nos daña. La que nos acompleja, nos llena de temores, miedos, la que nos obliga a equivocarnos, la que se ríe de nosotros mientras se alza nuestro llanto… Y sin embargo, la seguimos amando. Y la amaremos. Estamos hechos para amar lo que más nos duele y para odiar aquello que no conocemos. Pero, dejémonos de tonterías, de filosofías, de frases idealistas y demás tipos de pensamientos sobre la estupidez humana. Supongo que te seguirás preguntando por qué te escribo. Bien, K, es una pregunta muy buena, pero todavía no la puedo contestar, antes debes leer lo que me habría gustado decirte ese último día. 

Lo que te voy a contar es algo que no he contado a nadie, ni lo contaré nunca, y tú tampoco lo harás. Será un secreto entre ambos. Un secreto que llegado nuestros respectivos días, será lo único que nos una. Porque después de leer esta carta, K, sé que la romperás, con furia, en mil pedazos y la tirarás al fuego mientras las lágrimas nublan tu visión. Lo sé. 
Te quiero, K, te quiero por las cosas pequeñas de la vida, te quiero porque cuando llueve dices que son ángeles llorando de risa, porque aseguras que la gente pelirroja es más capaz de encender el mejor fuego del mundo. Te quiero porque eres como un gato y duermes en cualquier parte, porque odias los sombreros y los pantalones con tirantes. Te quiero porque piensas que todo el mundo es bueno y las malas personas no existen en realidad, porque crees en las hadas y en que cuando la última gota de rocío se evapora, nace una nueva hada. Te quiero porque eres capaz de ser feliz con un palo y una piedra. Y ante todo, K, por encima de todo esto, te quiero porque te quiero y porque te querré hasta el último de mis días y si por desgracia para este mundo, me reencarno… Te seguiré queriendo. 
Sé que para cuando leas estas líneas para ti seré un recuerdo borroso, que ya no verás mis facciones con claridad en tu mente. También sé que habrás oído horrores de mí, de mis acciones, de lo que hice y de lo que haré. Todo aquello que oigas, K, todo lo que leas, todo lo que digan… Quiero que sepas, que probablemente todo es cierto. Menos una cosa, K. Solo habrá una cosa de todo eso que no lo es. ¿El qué? Sencillo, K, nunca, jamás, en ningún momento de mi vida no te he querido. Tenlo presente.

También quiero que sepas que no te juzgo ahora por lo que harás, ni te juzgaré cuando lo hayas hecho porque tienes derecho. Porque siempre lo has tenido y porque siempre lo tendrás. 
Es probable que no quieras leer mis disculpas, que te duelan como puñales y que avivan el odio en ti. Sería normal, natural, y lo comprendo, pero necesito hacerlo, K, necesito que, aunque solo sea una vez, veas mi arrepentimiento.
Lo siento, K, y lo sentiré durante toda mi miserable vida. Siento haberte abandonado, siento no haber estado ahí cuando debería haber estado, siento que mi nombre te complicara tanto la vida. Lo siento profundamente. Lo único que realmente  he deseado en toda mi vida es que seas feliz. Habría dedicado toda mi vida a ello, lo habría hecho y lo haría… Si no fuera quien soy. No estaba hecha para ser madre, ni lo estoy, ni lo estaré nunca, en realidad, aunque te duela, aunque me duela, aunque nos duela… Lo mejor que te podría haber pasado es que te alejaran de mí. Y así lo hicieron. Te dieron una oportunidad, una nueva vida, un alma limpia, algo que nunca habrías tenido a mi lado. 

Y te escribo esta carta, K, sabiendo lo que ocurrirá. Porque en este mundo, K, solo hay una persona capaz de matarme y esa persona no es otra, nada más y nada menos que tú, pequeño. Y lo harás, K, un día no muy lejano me matarás, librarás a este mundo de mí. Estoy deseando que llegue ese día, K, lo tengo todo planeado. Me encontrarás allá donde esté y mi cuerpo, magullado y viejo, se fundirá con la Tierra, para dar lugar a una nueva vida. Y mi alma, sucia e impura, llena de heridas mal cerradas y cuentas pendientes, irá al lugar que le corresponde, un pequeño trozo de infierno. 

Te escribo esta carta a ti, a mi hijo, a mi orgullo, a mi sangre, a mi vida, a mi más grande herida. Te escribo esta carta; a mi fuerza, a mi mayor temor y a mi mayor esperanza.

Te escribo esta carta, a ti, hijo mío…  Mi futuro asesino.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...