miércoles, 26 de septiembre de 2012

Un, dos, tres y desperté a la mañana




Un, dos, tres y desperté a la mañana.




Un, dos, tres, hoy me comeré el mundo.
Un, dos, tres, una nueva etapa ha comenzado.
Un, dos, tres, esta mañana el sol no me acarició el rostro con su luz; sino que yo acaricié el suyo con mi risa.
Un, dos, tres... para mí no existe el ayer y el mañana, solo está el hoy, constante y presente.

Todo lo que pasó o pasará, ya no me importa, solo me importa lo que pasa, solo me importa cada risa, cada suspiro o llanto que pase en este instante. 
No me importan las lágrimas o risas que derramé o me quedan por sentir. Solo me importa mi presente...

Un, dos, tres y desperté a la mañana, con solo una mirada, 
Pero una mirada llena de una renovada esperanza.

miércoles, 19 de septiembre de 2012

~50 Minutos Antes de Nuestro Amanecer~

~50 Minutos Antes de Nuestro Amanecer~


Quedan 50 minutos, 50 minutos para nuestro amanecer.
Siento que caigo hacia atrás, la adrenalina me invade, grito de júbilo.
No puedo para de sonreír, todo lo malo se va...
Para dar paso a un momento... al momento.
50 minutos... ¿para qué? Para nuestro amanecer.
¿Pero de quién?
El Amanecer... El Amanecer de las personas que tienen fe en si mismas.
Quedan 50 minutos, 50 minutos para nuestro amanecer.
¿Sientes la euforia? ¿la sientes?
¿Sientes el ritmo del silencioso tambor? ¿lo sientes?
¿Sientes que estamos conectados? 
Yo lo siento y lo degusto poco a poco, trocito a trocito, como la última pastilla de chocolate.
Quedan 50 minutos, 50 minutos para tirarnos a la piscina de la felicidad... ¿vienes?   

jueves, 26 de julio de 2012

Hijos del Aire

Esta entrada es para un gran amigo que se que lo ha pasado muy mal y se la merece, para tí Rubi ;)

Hijos del Aire


Mirando por mi ventana veo a los pájaros volar,
Mirando por mi ventana los veo cantar,
Mirando por mi ventana veo a los Hijos del Aire disfrutar.

Disfrutar de su vida, corta y sencilla pero seguro que llena de grandes aventuras.
Disfrutar de ese vuelo, en el que el viento juega con ellos.
Disfrutar sin preocupaciones....
Oh ¡¡Como me gustaría ser pájaro!!
Como me gustaría ser un Hijo del Aire...

Una voz me saca de mis pensamientos,
Una voz femenina, sin duda.
Una voz que se acerca hasta mi puerta.

-¿Rubén?-Me pregunta.
-¿Si?-Contesto a la voz desconocida.
-Vengo a concerderte tres deseos-Afirma, muy segura, yo abro la puerta y no veo a nadie.
-Fíjate bien pequeño-Me dice la voz, yo no puedo evitar sonreir al escuchar que me llama pequeño. Obedezco y miro bien a mi alrrededor, cuando ya me voy a rendir encuentro a una pequeña figura, con dos alas y nariz respingona, una hada, sin duda.
-¿Tres deseos?-Le pregunto intentando ocultar mi asombro. La pequeña hada sonríe con ternura.
-Si, tres deseos-Me confirma.
-Entra-Le propongo. El Hada entra en mi habitación y se posa sobre la cómoda.
-Mi nombre es Eikasía, hada guardiana de la imaginación y por lo tanto también guardiana de los que poseen ese maravilloso don-Me dice mientras me señala.
-Yo solo tengo un deseo-Musito
-Pues yo lo cumpliré-Me contesta.
-Solo quiero... dejar de sufrir así-Le susurro.
-Que así sea-Es su contestación.
A la mañana siguente:
Me despierto empapado de sudor, al parecer era todo un sueño. Me visto y bajo a desayunar, luego voy al instituto. 
No volví a sufrir por la razón que había sufrido nunca más, todo gracias a una pequeña hada llamada Eikasía

miércoles, 2 de mayo de 2012

Hoy seremos libres.


Esta canción la escribí para que uno de mis personajes la cantara.

Hoy Seremos Libres

Hoy será un nuevo día.       

Hoy venceremos al mundo.

Caímos del paraíso por otros a los que defendimos.

Seamos libres, volemos por el cielo sin mirar abajo.

No temamos a los demás, somos mejores, somos superiores.

Dame la mano, hoy nosotros decidiremos qué bando elegimos.

Hoy es el primer día que nuestras almas serán libres.    

Nadie nos ata a un ser.

Somos libres disfrutemos, coge mi mano y olvida todo lo demás.

Seamos felices.

Dame tu mano, hoy no te dejes llevar, eres dueño de tu destino, ¡¡Hoy tú elegirás!!

Hoy es un día nuevo,

Tu y yo únicos, volando por el cielo sin que nos aten a alguien.

Somos fuertes tú y yo.

Ya hemos elegido un bando, hemos elegido el ganador, si en el paraíso fuimos esclavos, aquí seremos dioses.

Dame tu mano, hoy no te dejes llevar, eres dueño de tu destino, ¡¡Hoy tú elegirás!!

Hoy seremos felices tú y yo,

Hoy nuestro destino está en nuestras manos y en las de nadie más.


Espero que os guste, es la primera canción que hago.

miércoles, 18 de abril de 2012

Porque la unión hace la fuerza.



                                                                                                                                                                                                                                                                                

                                  Porque la unión hace la fuerza




Si nos juntáramos todos a una.
Si pudiéramos sentirnos uno/a.
Si dejáramos nuestras diferencias a un lado y nos juntáramos como si nada hubiera pasado.
¿No sería todo más fácil?
¿No seriamos todos más felices?
Sin diferencias... sin problemas
Sin discusiones que te dan dolor de cabeza.
Sin volver a sentir remordimientos por haber hecho daño a una persona.
Sería todo tan fácil... y tan irreal.
Sería como vivir en un sueño, sin enfrentarse a los baches que te pone la vida.
Por una parte bueno, no habría más dolor en el mundo, pero por otra parte malo porque jamás aprenderíamos de los errores.
Pero... ¡¡Y QUÉ MÁS DA!! Seamos felices, ayudemos a los demás, vivamos la vida y sobretodo soñemos... porque los sueños están para iluminarnos el camino y si nos quedáramos sin ellos no tendríamos luz para que nos ilumine los tramos oscuros de los sueños.
Soñemos... con un vida sin preocupaciones en la que podamos ser libres, en la que todo sea tan maravilloso que sea irreal, en la que solo habrá luz y no oscuridad.


miércoles, 4 de abril de 2012

Guaso

Para mi madre, que en estos tiempos tan malos, ella consigue reírse en Guaso y al hacerlo, nos contagia esa risa a mi padre y a mi.

                                            Guaso

Guaso lejano y solo.
Firmemente clavado en la tierra,
él, con su torre vieja pero bella,
rasga el cielo azul.
Guaso, pueblecito de montaña,
donde se alzó, orgulloso, un castillo,
ahora tengo sus ruinas derruidas ante mi.
Guaso, lugar de ensueño,
Guaso, belleza e historia en una sola pieza.
Sus paisajes, sus olores...
Guaso lugar de ensueño para algunos,
para mi, es un sitio que guarda historias,
en cada piedra,
en cada mirada,
en cada vida...
Guaso desde donde miro al horizonte, con ojos soñadores, en busca de silencios.
Guaso...
Ahí está, clavado en el suelo, rasgando el cielo.

lunes, 2 de abril de 2012

Cambiar ¿quién dice qué no puede?


                                               El Cambio           



Los cambios son difíciles, te hacen sufrir.
Pero si cambias una forma de pensar, una opinión sobre alguna persona... te darás cuenta que es lo único que puedes hacer, igual no lo mejor, eso depende a que cambio te refieres, si con ese cambio vas de un camino malo a uno peor ¿qué sentido tiene? pero si cambias como lo intento yó... intentando cambiar mi opinión sobre varias personas que solo quieren ayudarme pero... ¿por qué cuesta tanto? ¿por qué me duele cambiar lo que he pensado, si ahora estoy convencida de qué me equivoqué? lo que pasa es que fueron mis ideas y cuesta cambiarlas, nos cuesta a todos pero un día, cercano o lejano, posiblemente lejano, no hará falta cambiar más, seremos perfectos.

jueves, 29 de marzo de 2012

Los pensamientos que el viento se llevó.



Saludos hoy os traigo un pensamiento que relata la realidad de mi vida:

Cada día.
Cada noche.
Nos matan nuestras malas acciones.
Somos humanos ¿qué esperábamos? nuestra humanidad que es parte de nosotros,y nos hace sentir.
Lo bueno y lo malo.
Oímos las risas y los lamentos.
¿Por qué?
Porque eres humano y tu humanidad te da sentimientos, con los buenos te hace reír y con los malos te mata, te hace sentirte morir en vida, porque te desgarran las entrañas con un frío puñal de hielo.
La humanidad te aleja de la objetividad y de la frialdad, y te hace sentir empatía, te hace ser compasivo o compasiva, te hace sentirte alegre, te da una esperanza que puede que sea falsa, pero te da fuerza para vivir.
Humanidad... la que te hace sentir celos, remordimientos... pero quizás, igual me equivoco, pero quizás lo bueno que te hace sentir compensa a lo malo, solo quizás, nunca se sabe ¿verdad?
Pero ¡¡cuán estúpidos y estúpidas hemos sido!! porque solo sabemos cuanto queremos a alguien de verdad cuando o bien lo perdemos o cuándo ya le hemos soltado la mano y se ha caído al oscuro vacio.
Porque tu Señor, porque tu Universo o Vida, ¿por qué nos haces ser tan estúpidos? ¿por qué no nos has creado perfectos? ¿por qué si somos tuyos y tuyas y si nos a creado nos haces sufrir hasta morir? ¿por qué eres así? ya después de todo lo que me has hecho no creo que sea una prueba que me has puesto, porque si fuera así, no entiendo porque me has puesto tantas y tan dolorosas. Sinceramente si hay alguien allí fuera, cuidándonos o dirigiendo todo el mundo, no creo que sea amable, dulce o compasivo, sino un ser cruel, que nos odia.
Se que muchas personas no estarán de acuerdo con lo que digo pero no creo que sea la única, sino me creen, preguntárselo a esos niños que se mueren de hambre, a aquellos padres que ven como sus hijos se mueren, preguntárselo a aquellas personas que se pasan la vida en un hospital, no creo que os digan lo contrario a lo que os digo, pero cada persona tiene derecho a creer en lo que quiera.




Se que emanan tristeza y dolor, pero... pocos sentimientos dulces siento así que ^^u otro día mas.

lunes, 26 de marzo de 2012

Caítulo 2: Lilth

Bueno aquí tenéis el segundo capítulo de Unidas comentad diciendo si os gusta ;)


                                              Capítulo 2: Lilth
Una joven sin duda guerrera, mira desde las almenas el horizonte, dos de los tres soles se han puesto y el tercero está a punto, lo que significa que la joven debería estar de vuelta, la joven suspira.
–No puedo huir de mi madre siempre, me enfrentaré a mis errores y aceptaré mi castigo.
La joven se vuelve y se dirige hacia las escaleras, baja corriendo y llega hasta la primera planta, se dirige hacia una puerta de madera oscura llave y la abre, esa puerta oculta una habitación color celeste, con un gran balcón con preciosas vistas a la montaña, una cama blanca y grande, un pequeño tocador de mármol con utensilios de plata, un gran armario blanco con decorados azules, una estantería llena de libros, un espejo de cuero entero, una pequeña puerta, y lo que más llama la atención es un gran tapiz de una guerrera con la espada en alto.
Lilth va hacia el armario, lo abre, dentro hay varios vestidos de diferentes colores pero del mismo estilo: mangas un poco transparentes hasta el suelo, de cintura estrecha y largo hasta los pies.. Lilth se decide (sin pensarlo mucho) por uno blanco y va hacia la pequeña puerta que es un vestidor, minutos después sale, ha sustituido su armadura por el vestido, camina hacia el tocador y se mira en el espejo, una joven de pelo negro y largo, con ojos de un azul intenso le devuelve la mirada, Lilth asiente conforme, y empieza a peinarse,, ella no ve sentido a eso de tener que ir siempre perfecta, por el simple hecho de ser una princesa, como ya había dicho en ocasiones anteriores a su madre, ella pensaba que si era una princesa, estaba para luchar por su pueblo y gobernarlo bien, no para ir siempre impecable por lo que pensaran los otros reinos, de que le iba servir estar  perfecta en medio de una guerra, para nada por supuesto, pero aun así es su obligación ir siempre perfecta. Cuando acaba busca en el joyero algún pendiente discreto, luego se levanta y se va de la habitación rumbo al comedor.
Al fin llega a la gran puerta de roble, Lilth oye un sollozo apagado de su madre y se siente tremendamente culpable, así que sin más demora llama a la puerta.
–Adelante.
–Madre… soy yo.
–Lil, ooooh dioses que miedo he pasado por ti.
Lil corre hacia su madre La Emperatriz Cataline Wilcox que la abraza con todas sus fuerzas, pero al separarse Cataline Wilcox está tremendamente enfadada.
–Lilth siéntate.
–Lo siento madre.
–La que lo siente de verdad soy yo Lilth ¿sabes los peligros de la noche? ¿Sabes que es la hora de las sombras, cuando se aprovechan de tu miedo y absorben toda la esperanza que te queda, todas las ganas de vivir? ¿Sabes que lo hacen hasta dejarte muerta en vida? Sí que lo sabes Lilth y aun así te has ido.
-Soy una inconsciente madre, el enfado me cegó.
–Sí, sí que lo eres Lilth, yo… sinceramente no me esperaba que reaccionaras así, otra muchacha no me extrañaría, ¿pero tú? Sabiendo cómo eres, lo madura que has sido siempre me has sorprendido.
–Perdonarme, madre os lo ruego, no volverá a pasar.
–¡¡HE DICHO QUE TE SIENTES!! Es una orden.
Lil se sienta en una silla negra de madera pulida, con la cabeza gacha y observa a su madre, y al mirarla ve a una mujer de pelo dorado y recogido por un aro de oro con un pequeño rubí en el centro, alta y delgada, de tronco esbelto, musculosa, de ojos azul celeste, labios finos, nariz recta, viste con un vestido blanco y dorado. Su madre se sienta y ordena, con un gesto, a los nobles que se retiren.
–Lilth vas a cumplir 15 años.
–Lo sé madre, pero no es un edad importante.
–Te haré un regalo especial, porque si es una edad importante.
–Madre ¿tenéis algo… otra cosa que decirme?
-Sí, es cierto casi se me olvida, vas a pasar un temporada con tía Molly.
-¿Qué? No, madre, eso, no.
–Ooooh, si, Lilth, eso, si.
–No me llamo Lilth, mi nombre es Lil y me niego a ir allí.
–Como prefieras, Lil o Lilth, pero no estás en posición de elegir.
-¿Por qué?
-Porque te has escapado.
-¡¡NO HE SALIDO DE PALACIO!! Solo he ido a la almenas.
-¡¡Pues entonces porque lo digo yo!!
-¿Y quién eres tú para influir en mi vida?
-Lil no me pierdas el respeto.
-¡¡HAGO LO QUE QUIERO!!
Lil se ha levantado, roja de ira, su madre se ha levantado igual y tiene los labios peligrosamente apretados, Lil hace ademán de irse pero su madre la agarra del brazo, Lil siente como los dedos de su madre se clavan alrededor de su brazo, como si estuvieran hechos de hierro y sabe lo que va a pasar, cierra los ojos y ¡¡PLAFF!! El bofetón suena por toda la habitación.
–Soy tu madre y tu mi hija con eso debería bastarte.
–Madre lo siento no sé que me ha pasado.
–Tu escusa son las hormonas, pero aun así no te vas a librar del castigo, con hormonas o sin ellas, vas a ir a casa de tía Molly, porque además de demostrar que eres una adolescente, has demostrado que te he malcriado demasiado y que te irá bien que tía Molly te enseñe quién manda.
–Pero he sido una buena hija, solo ha sido esta vez solo una, el resto de mi vida he sido la hija ejemplar.
–Lo has sido pero ya era hora de que te comportaras como lo que eres una jovencita que tenía que hacer alguna estupidez.
–Pero… ¿Por qué a casa de tía Molly?
-¿Y por qué no?
-Vale iré pero estoy enfadada os aviso.
–Bueno puedo superarlo.
–Baaaaah.
–Ahora vuelve a tu habitación, te haré llamar a la hora de la cena.
Lil vuelve a su habitación, se tumba en la cama y releflexiona.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...